El primer post de un blog siempre es el peor, así que permitidme que me lo salte y empiece a hablar de otra cosa. En este caso, Brew, el starter theme de WordPress sobre el que está diseñada esta web (Edito: ya no).

Brew es un starter theme, o “framework theme” para WordPress. Esto es, un theme preparado más para diseñar y desarrollar encima de él que para ser usado tal cual viene de fabrica. Otros ejemplos destacables de esto, por si tienes curiosidad, son _S (Underscores), Bones, Roots, y tantos otros. Cada uno hace las cosas a su manera, pero la idea general es tener un theme sobre el que empezar a diseñar, en lugar de partir de cero cada vez que hagamos un theme. Suelen ser bastante ligeros, y algunos añaden algunas funciones para facilitarte el trabajo, sin añadir peso al diseño final. Por ejemplo, usar pre-procesadores de CSS como LESS.

Brew - WordPress Starter Theme

En el caso de Brew, creado por Dan Brown, nos encontramos un paquete con varias herramientas combinadas con las que empezar a trabajar. Aunque la mayoría de starter themes vienen “en blanco” y con lo mínimo, Brew viene con varias piezas ya montadas, así que antes de usarlo conviene que veas si te interesan o no. Algunas de esas piezas son:

La lista completa la puedes encontrar en el GitHub del proyecto. Además, el theme viene con varias zonas para widgets, paginación, breadcrumbs, y plantillas para crear custom post typescustom taxonomiesmeta boxes, y alguna que otra cosa más, si indagas en el código. El diseño es bastante simplón, pero también es treméndamente limpio para su clase. Aunque viene con los post formats activados, no tienen una plantilla diferente, así que queda en tu mano si quieres hacer algo con ellos o no.

Por ahora, y salvo para proyectos concretos, tengo bastante claro que usaré Brew a la hora de empezar a diseñar un theme. No es que sea especialmente fan de Bootstrap, pero todo es hacerse.